Acta Reunión martes 13 de marzo de 2010

Asistieron 15 personas.

La siguiente es la síntesis de la reunión:

Compartimos sobre los textos leídos.

Nos dividimos en tres grupos de trabajo. Cada uno trabajó sobre la base de la síntesis que hizo Sergio Donoso con el aporte de todos sobre lo que cada etapa tendría que incluir.

Antes

  • cuáles son las prácticas específicas para prepararse para el momento de partir y para el tránsito por el bardo
  • elaborar un “formato de testamento” que cada uno dejara en su casa y una copia en el Centro
  • personas “de turno” (mensual quizá) a quien llamar si alguien muere para que inicie el proceso
  • compartir el estudio de qué pasa durante y después de la muerte
  • aspectos legales para los 3 días antes de la cremación
  • listado de personas autorizadas para hacer las ceremonias de sukhavati y de los 49 días
  • ¿cuantos días se supone que hay que esperar antes de cremar a la persona fallecida? ¿legalmente se puede incluir la intención el testamento?
  • Lo único que agregaría yo al ANTES es recomendar que cada persona haga un testamento ante notario diciendo lo que quiere, por ej. decir que no desea ser llevado al hospital, ni conectado a máquinas, etc. Lo que cada uno quiere debe ser redactado y en la notaria lo validan con sello, y que la familia sepa donde esta ese documento. Además de eso, dejar un papel especificando que se lleve al Centro Shambhala y con las instrucciones que llegaremos a redactar.

El informe del Grupo “antes”:

(Coordinadora: Carolina Torrejón – [email protected])

Están en la edición de la traducción del Manual de Shambhala Internacional y en las averiguaciones legales y de servicios funerarios.

Durante

  • cada persona pueda “pedir” quienes de la sangha quieren que la acompañen en ese proceso
  • ¿cuándo empieza el durante?
  • lecturas que la persona debe “escuchar” durante el proceso del morir.
  • relación con la familia
  • Listado de recomendaciones sobre como acompañar a la persona que está muriendo. ¿Eso es antes o durante?
  • prácticas para acompañar al moribundo: para hacer con él o ella o para hacer en su beneficio. Sobre todo sería bueno tener prácticas que hacer cuando el que muere no es budista, pero es un ser querido de uno y uno quisiera hacer algo en su beneficio ¿no?
  • Qué es la práctica de Pohwa? podríamos prepararnos en ella?

El informe del Grupo “durante”:

(Coordinadora: Carolyn van Kilsdonk – [email protected])

  • La etapa del “durante” la definimos como el período comprendido entre el momento en que la persona sabe que su muerte es inminente, hasta el momento en que ésta ocurre. En el caso de una muerte accidental el período previo a la muerte, desde que hay conciencia que ésta se acerca hasta la muerte en sí, se acorta dramáticamente, con muchas posibilidades de que este lapso no se manifieste a cabalidad y por lo tanto no existan alternativas para abordarlo.
  • Detectamos que tenemos variadas inquietudes respecto de cómo y qué hacer para aliviar la situación del enfermo durante este período.
  • Las siguientes son las inquietudes, dudas y conclusiones planteadas:
  • Quisieramos saber qué es necesario decir en los últimos momentos a alguien que está muriendo, que signifiquen una ayuda para que esta persona pueda seguir su camino, soltar y desapegarse. Qué decir que la ayude a disminuir su sufrimiento y aumente su tranquilidad y confianza.
  • Es en este período, el momento de ayudar a la persona a terminar de resolver los temas pendientes que le provocan angustia y apego a la vida. Esto podría materializarse conversando con algún pariente con quien las relaciones estuvieran enrarecidas, resolviendo temas económicos, saldando deudas, dando seguridad respecto al cuidado de los hijos que quedan por ejemplo, etc.
  • En este período, la persona tiene mucha necesidad de contacto físico (tomarle la mano, hacerle cariño, acompañarla en presencia, etc.).
  • La presencia de la energía de quienes retienen a la persona moribunda (de aquellos que no desean ni pueden soltarla y que pueden llegar a tratar de aliviar la situación fantaseando abiertamente con ésta con la posibilidad de mejoría) y la presencia de la energía de aquellos que están ayudando a que ésta persona suelte el apego (que están haciendo prácticas para ayudarla a que continúe su camino) se contraponen y pueden generar mucha confusión y sufrimiento.
  • Es necesario e imprescindible, crear un ambiente propicio, de quietud, respeto y amor para la persona que pasa por este trance. Si está en un hospital por ejemplo, pedir que no transite mucha gente por la habitación, levantar un altar, cuidar el silencio y la calma, estimular la compañía afectuosa, disminuir al máximo manejos invasivos innecesarios para el bienestar de la persona. Si está en su casa, pedirle a sus familiares que le den compañía y no solamente que se paseen haciendo notar su presencia allí.
  • Queremos saber cuáles son las lecturas del Libro Tibetano de los Muertos que hay que leerle a la persona antes de morir.

Acordamos estudiar las etapas de disolución, con el objeto de aprender respecto a cuál es el momento en que se va acercando a la muerte la persona. Beatriz ofreció contactarse con un médico amigo de ella e invitarlo a una reunión con el grupo para poder cotejar la información del Libro de la Vida y de la Muerte respecto de este tema y la visión médico científica. Tenemos que fijar fecha para esta reunión del grupo.

Después

  • ceremonia de sukhavati
  • ceremonia del día 49
  • prácticas durante estos 49 días
  • relación con la familia
  • ¿qué se hace con los materiales de práctica de la persona que partió?
  • ¿existe una liturgia completa para el buen morir? Al leer el libro tibetano de los muertos habla de hacer la lectura desde el momento de morir y durante algún tiempo (creo que 3 semanas) ¿está incluida esta liturgia en la liturgia antes descrita?
  • El libro tibetano de los muertos es de conocimiento público ¿cualquier persona puede hacer la liturgia? ¿Se puede hacer la liturgia por alguien no budista?
  • ¿hay alguna practica para poder manejar la tremenda nostalgia que nos invade de quienes ya no están?
  • ¿cómo se puede ayudar y acompañar a aquellos que pierden a un ser querido?
  • ¿cómo se trabaja y se puede ayudar en la pérdida a los niños, cómo acompañarlos en aceptar la muerte? ¿cómo abordar el tema de la muerte con los niños?
  • ¿cuáles son los bardos por los que pasa la conciencia de la persona durante estos 49 días y cuáles las prácticas específicas para cada uno de ellos?

El informe del Grupo “después”:

(Coordinadora: Isabel Spoerer – [email protected])

En la reunión anterior elaboraron este punteo, y en ésta se repartieron los puntos a trabajar.
Temas centrales

Como comunidad es necesario que reflexionemos, inicialmente, respecto a los siguientes temas y en torno a ellos perfilar y organizar nuestro trabajo en el grupo:

  1. Cómo atender a la persona que muere
  2. Cómo acompañar a los deudos
  3. Conocer sobre el bardo de la muerte
  4. Conexión con la práctica

1. Cómo atender a la persona que muere.

a) Necesidades de la persona que fallece:

– Con su cuerpo

– Con sus bienes

– Con lo que dejó establecido

b) Definir normativas para recepción del cuerpo
c) Definir procedimiento de velatorio
d) Determinar gastos

2. Cómo acompañar a los deudos.

    • Realidades a las que se enfrentan:
    • La persona enferma niega la proximidad de la muerte y no desea hablar sobre ello, y por ende, prepararse. Luego, nada queda establecido. ¿Quién toma las decisiones? Surgen conflictos en la familia porque todos opinan diferente.
    • Las funerarias se ocupan y no dejan que la persona más cercana asuma o intervenga, y reconozca la situación en la acción misma.
    • Atender al que fallece permite sentir que la muerte es real.
    • Los deudos: temor, dudas respecto a si hicieron lo correcto al acompañar durante la enfermedad y agonía.
    • ¿Dónde encuentra refugio el que atiende a la persona moribunda?
    • En situaciones dramáticas, ¿cómo se puede meditar, si las emociones nos sobrepasan?
    • ¿Qué hacemos con las emociones que empiezan a surgir hacia la persona fallecida? (culpa, añoranza, rabia…?
    • El meditar ayuda, al observar esa emoción permitimos que se abra un espacio; asimismo al respirar y apartar nuestra atención de los pensamientos, también creamos espacio.
    • Dar apoyo a través de las prácticas de tonglen.

3. Conocer e informarnos sobre el bardo de la muerte.

Para dar indicaciones al que muere: sobre la luz; los temores que podrá sentir; sobre los 49 días siguientes; sobre la inestabilidad de la mente sin el cuerpo referente; sobre la inconsciencia de la mente y la conciencia; sobre la reencarnación.

Para que no dudemos de la elección; para reconocer el karma.

Ya que, como dice T. Rinpoché: “… el cuerpo y la mente se han separado, y la mente no está enraizada en un cuerpo, la mente está inestable y es fácilmente afectada por las kleshas, que pueden apoderarse de uno y volverse muy fuertes y nos causarán perplejidad”.

4.Conexión con nuestra práctica.

– Para prepararnos.

Tenemos miedo a la muerte, a la pérdida real de nuestro cuerpo, pérdida de la vida, dejar amores. Es el natural apego a la vida y a los ideales (como la figura del centauro).

Para que en el momento de nuestra muerte no dudemos de nuestra elección hacia la luz, debemos estar atentos ahora en cuidar nuestros pensamientos, nuestras palabras y acciones.

Nuestra vida es una trama de eventos, todos provistos de causas y consecuencias; crean el karma. Debemos generar semillas para que broten cosas buenas desde nuestra apertura y bondad. Por eso, valorar la práctica de meditación; mientras más práctica, más se ensancha nuestro corazón.

Al respecto, podemos recoger la pregunta que aparece en libro “El viaje de la mente”, de K. T. Rinpoche:

“¿Cuál es la práctica principal que deberíamos estar haciendo en nuestro estado presente, el bardo natural entre el nacimiento y la muerte, para prepararnos para la muerte?”.

En ese texto nos aclara lo siguiente:

“Cuando una persona no ha tenido ninguna experiencia de meditación, cuando su mente experimenta el bardo, su conciencia divaga sin control. No pueden controlar lo que pasa, por lo que no tienen habilidad alguna para dirigir o controlar su renacimiento”.

Y nos enseña:

“Centrar nuestra atención en aquellas kleshas, especialmente en las que son más fuertes (ira, orgullo, celos, etc.)… Es útil reconocer qué kleshas son las que más nos afligen, para luego enfocar la práctica en desarrollar una facultad de atención que sirva de remedio efectivo al surgimiento de esas kleshas. Así se debilitan las kleshas de esta vida y cuando estas surgen en el bardo serán más débiles y menos abrumadoras”.

A modo de conclusión:

Necesidad de aprender a valorar cada instante.

Mientras más natural sea nuestra relación con la muerte, más apreciación tendremos a la vida.

Como todo depende de nosotros, prepararnos es nuestra responsabilidad.

1 comentario en “Acta Reunión martes 13 de marzo de 2010

  1. Francisco Lira

    Es conveniente corregir la fecha de 2009 a 2010 porque puede que varios no lean por creer que es algo muy pasado.

Los comentarios están cerrados.