Protegiendo la Tierra: Un llamado a la contemplación y acción sobre el cambio climático

El Sakyong ofrece “Protegiendo la Tierra” un llamado a la contemplación y acción acerca del cambio climático

Abr 20, 2009

El Sakyong ofrece estas enseñanzas para apoyar el día de la Tierra, este miércoles 22 de abril y al Grupo Tocando la Tierra del Consejo del Sakyong.

Protegiendo la Tierra

Un llamado a la contemplación y acción sobre el cambio climático

Nuestro precioso planeta y sus innumerables seres que moran en él enfrentan una crisis sin precedentes. La amenaza creciente al medio ambiente y el clima emana de un profundo predicamento que afecta toda la humanidad. Estamos perdiendo rápidamente nuestra conexión con la naturaleza sagrada de nuestro mundo. Esta tragedia nos afecta de muchas maneras, pero en su esencia, es una crisis del espíritu. Estamos dañando nuestro planeta y sus seres porque estamos perdiendo la conexión con la bondad fundamental de nuestro propio ser sagrado.

Esta desconexión con nuestra bondad fundamental primordial es amplificada por capacidades tecnológicas e industriales sin paralelo, crecimiento dramático de la población y las grandes inequidades que presenciamos en todos los rincones de nuestro mundo

Desastrosa como es, aun es posible cambiar el curso de esta situación. La tierra nos esta llamando para protegerla y volver a la sanidad básica. Debemos prestar atención a este llamado adoptando una actitud de profundo respeto por nuestro medio ambiente y que preserve nuestros recursos amenazados.

Podemos sacar provecho de los métodos tradicionales y de los avances tecnológicos para vivir en armonía con la inteligencia fundamental de la naturaleza. Pero esta crisis global no puede ser transformada en una nueva manera de vivir, si descansamos en las mismas costumbres y hábitos que nos han llevado a este terrorífico borde. Hacer eso, solamente aumentaría, a pesar de nuestras intenciones, la degradación y desigualdades existentes.

Esta emergencia llama por una completa transformación en la manera en como vivimos, una transformación de nuestras actitudes esenciales, nuestro acercamiento a la sociedad humana y nuestra relación con el planeta Tierra y todos sus habitantes. Mi padre, Chögyam Trungpa Rimpoche, el gran maestro de meditación tibetano y fundador de Shambhala, previó este punto de quiebre en la historia de la humanidad. Sus palabras no podrían ser mas ciertas: “Cuando los seres humanos pierden su conexión con la naturaleza, cielo y tierra, entonces no saben como alimentar su medio ambiente o como gobernar su mundo…sanar nuestra sociedad va de la mano con sanar nuestra conexión personal y elemental con el mundo fenoménico.”

En la tradición Shambhala se dice que es precisamente en épocas oscuras como esta que la sabiduría inherente del universo se hace sentir. Ahora es el momento para recurrir a la inspiración de las tradiciones de la sabiduría humana. Todo nos recuerda de la sacralidad de la individualidad de la vida, la interdependencia de todos los seres, y las inexorables leyes de causa y efecto. Estas enseñanzas no podrían ser más relevantes a nuestro compromiso colectivo: la creación de sociedades iluminadas y sustentables.

Estoy complacido de que en el mundo Budista, exista una creciente y profunda reflexión en como la sabiduría de esta tradición puede iluminar esta meta común. Ahora es el momento para nosotros de aprovechar el poder disponible en nuestras diversas disciplinas, culturas y sociedades para cultivar la dignidad, confianza y valentía necesaria para proteger nuestra tierra. Haciendo esto, podemos ayudar a reconectar toda la humanidad con su bondad fundamental primordial, transformar nuestra relación con el mundo sagrado, estar inspirado hacia tomar opciones sensatas, un liderazgo compasivo y un activismo sabio.

El Sakyong, Jamgon Mipham Rinpoche
Halifax
19 de Abril de 2009

(Este anuncio fue originado en Shambhala News Service)